Operación vuelta al cole

Guillem Martínez*

29/08/2021

1- Decía MVM que los Vietnams los inician los Demócratas para que puedan concluirlos los Republicanos. Lo que configura Afganistán como algo poco habitual. Las cosas poco habituales, cuando abundan, configuran los cambios de época. Uno debe fijarse más en las cosas poco habituales que en los semáforos, en tanto las cosas no habituales son, básicamente, semáforos. No observar los cambios en las cosas habituales suele ocasionar más colisiones que no observar los semáforos.

2- Hola. Esto es un inventario de habitualidades y deshabitualidades presentes en la Liga 2021-22, y que pueden explicar los márgenes de su lógica. En el mundo, Europa, Esp.

3- Lo poco habitual en Afganistán impide evaluarlo. De hecho, no se está evaluando. La evacuación que han hecho, o no, los Estados, es invaluable, en tanto los Estados han sido la principal fuente de información de las evacuaciones. El sueño húmedo de un Estado es evacuar Kabul, esa cosa que solo ellos saben si se está haciendo, o no.

4- Los USA, que dejaron de ser el gendarme mundial con Trump, siguen sin ser el gendarme mundial. Esto es importante/lo importante. Es posible que no lo vuelvan a ser. Los USA tienen otros deberes. Fundamentalmente, los USA. La reconstrucción de un Estado, a punto de dejar de serlo con /tras Trump. Los Demócratas ya no construyen guerras que desguazan los Republicanos, sino Estado, que luego desguazan los Republicanos. Se trata de la primera –y única; en Europa las izquierdas siguen en modo Tercera VíaZzzz– respuesta organizada al neoliberalismo.

5- Lo que construyen los USA es diferente a lo que construye China y la UE. China construye planificación para 100 años vista. La UE ha carecido de planificación para una pandemia. Una planificación desmesurada en el tiempo se parece a una planificación escasa en el tiempo en que ambas opciones pueden ser afuncionales, y solo esconden detrás un poder no electo, que debe tener una legitimidad en el tiempo. Cien años o ninguno no es tiempo, es legitimidad. La UE se diferencia de USA en que sus izquierdas en activo siguen ancladas en la Tercera Vía. Un fracaso, una jubilación anticipada de las izquierdas que nos acompaña desde hace 2-3 décadas. Después de las terceras vías vienen los macronismos, y luego los trumpismos. El actual mapa de Europa son esas tres cosas, sincrónicas. En los USA parece que se quieren saltar la casilla Tercera Vía, y la de los macronismos, para evitar la siguiente. En la UE, no tenemos de eso. La UE y USA se parecen en que no comprenden China.

6- China es incomprensible para los USA. Para la UE también. Pero la UE ya no es una inteligencia obligada a entender el mundo. Quizás la prueba de ello es la existencia prolongada en Europa de la Tercera Vía, esa resignación a no entender. China es un mercado mundial en sí solo. China no precisa al mundo. Pero se lo ha encontrado de morros, y debe hacer algo con él. China es inteligencia artificial, aplicable a la solución de conflictos humanos –se han solventado con ese cacharro problemones, como el tráfico, en ciudades que en Europa serían Estados–. Se intenta suplir/aplazar la democracia en China con inteligencia artificial. En Europa, en el resto del mundo, se intenta suplir/aplazar la democracia de manera más analógica y artesanal. China no es democracia. Europa empieza a no serlo. En los USA aún hay partido. Desde China se emite una última Revolución Industrial, fundamentada en la tecnología, respaldada por una inteligencia colectiva de un volumen humano incomprensible en los USA y Europa. En esos dos continentes no hay tantos ingenieros como en China. El intento USA para comprender China es distanciarse de ella. Invertir. Invertir en educación. Posibilitar la vuelta a la educación de una inexistente clase media. A inicios de los 60 USA, que comprendía la URSS, estaba a tomar por XXXX de su carrera espacial. Tal vez pueda repetir aquella gesta. O tal vez no. Tal vez ya no tiene tiempo, después de varias décadas de neoliberalismo y de puntuales Terceras Vías.

7- No se sabe qué, o quién es China. Ni lo que quiere. Salvo crecer indefinidamente, como todo el mundo. Parece que no quiere ser gendarme mundial. Pero posee tanto mundo –territorios en África y Sudamérica, en los que se practica la extracción de materias primas y de alimentos– que algo tendrá que hacer en esa dirección. Nadie es gendarme mundial porque quiere. Los USA, cuando lo fueron, en 1918, no lo entendieron, de manera que desmantelaron su ejército. Ser gendarme mundial es un estado de ánimo, que no viene de serie. Lo que impide evaluar lo de Afganistán. ¿China gestionará el conflicto? ¿Le toca la china a China? ¿Asia es ya para los asiáticos? ¿Lo que pasa en Asia se queda en Asia? China, en todo caso, lleva años en guerra abierta y opaca con el Islam. La minoría uigur –se especula que el 10% de esa minoría está internada en campos– es eso. Prolongado y brutalizado. La tradición china es la guerra a muerte. Pero en el interior. No invade lo que no cree suyo. Es implacable con lo que cree suyo. Afganistán no es suyo. Pero pasará a ser asunto suyo. Es su primera vez. La huida de Afganistán de los USA, y de los figurantes europeos, no es una huida más. Es algo parecido a huir del Canal de Suez. Un cambio de época. Nadie sabe lo que es eso.

8- Europa es Alemania. Concretamente, su amabilidad. No durará. Contradiciendo a su TC –algo inaudito desde sus años 30–, Alemania sigue participando en la juerga del BCE. Es, concretamente, esa juerga. El BCE está mancomunando la deuda Covid del Sur. Por la puerta de atrás, comprando deuda. La extrema derecha alemana presiona para que eso cese. La extrema derecha alemana, hoy, es esa presión. Está contra ese tratado de Versalles. Lo que tiene gancho comercial. La revolución Biden no ha llegado a Europa. Salvo alguna sombra. O rayo de luz. Que prolonga la no austeridad. La mayor inteligencia organizada en Europa no está, obviamente, en la Tercera Vía, ese desastre. Es Merkel. Merkel está garantizada en su sucesor. Pero no está garantizada en el sucesor de su sucesor, que tendrá que competir abiertamente con la extrema derecha. La tradición, en esos combates, es aceptar parte del ideario del contrincante. Así nació y murió –lo hizo a la vez– la Tercera Vía. Merkel, ahora, está haciendo lo contrario. Su enfrentamiento a Hungría parece serio. Tendrá consecuencias en Esp. El PP tendrá que alejarse, explícitamente –tal vez no implícitamente– de Vox. El vértice de la pirámide del PP y de Vox es Aznar. Se tendrá que hacer una ceremonia para exorcizar ese vértice. O no. La derecha esp es plástica. Lo que le confiere mucha libertad. Contiene en su interior un secreto, un paréntesis inquietante, que explica cosas que todo el mundo ha olvidado –la destrucción de muchos objetos, una beligerancia que va de 1876 a 1978, con escala en 1936-39–. Pero también contiene un mundo de fantasía y de color cedido por la Tercera Vía. Y un contacto permanente con las derechas USA, ese lenguaje vivo. Para muertos. El combate a muerte de Merkel con la cosa húngara puede moderar la Justicia esp. O no. Los mundos cerrados se creen autosuficientes. Posiblemente porque lo son. La cúpula de la Justicia esp no se renovará, en todo caso, hasta la próximas generales. Momento en el que PP reconocería su derrota y renovaría. O momento en el que reconocería su victoria y renovaría. Es legal. No es justo.

9- Los Next Generation están llegando. Este agosto, unos 9.000 millones de euros a Esp. Los fondos, todo el pack, lo venido y lo por venir, no solo son una última ocasión. Sino que, es muy probable, son una última vez. Esta última oportunidad que se da Europa no se volverá a repetir, parece. Eso crea estrés. El estrés habitual de las últimas ocasiones. Y ese estrés del Sur, relacionado con la cultura extractiva, una amplia explicación a la política local. La Busca. 

10- Los fondos se emiten desde una cultura y son recibidos por esa misma cultura política en cada Estado. Es una cultura política tan ajena a la previsión de una pandemia, como, por lo mismo, a las previsiones del IPCC. El IPCC (Panel Intergubernamental del Cambio Climático) filtra su información para que llegue a usted, en lo que es un indicativo de que no llega a donde debería llegar. A un mundo neoliberal, que precisa de gobiernos. Sin gobiernos, no hay neoliberalismo, ese capitalismo de Estado, en el que el Estado, como una madre, lo da todo sin pedir nada a cambio. En Esp los fondos serán administrados por la Tercera Vía. Verticalmente. Informará de ellos como de la evacuación de Kabul. En Esp gobierna la Tercera Vía y una cosa rara, nueva e imprevista. Un laborismo erigido en Trabajo, con materiales sorprendentes. No es tanto UP, IU, 15M, como reflejos de un PC que no llegó a ser, y genio individual. Es sexy. Plantea, con escasa correlación de fuerzas, un roce severo con la Tercera Vía. Vivirá alejado del contacto con los fondos, si bien es el germen de una cultura nueva. 

11- Los informes filtrados del IPCC podrían dar para una nueva cultura. Si no se crea esa nueva cultura, vamos finos. No está en juego la Humanidad, sino el Planeta. No es lo mismo. No es, además, la primera vez. Pasó ya en una ocasión, hace miles de años, cuando el Sapiens quedó reducido a 5.000 ejemplares. Los humanos no desaparecieron. Pero sufrieron severos EREs. La crisis climática consiste, literalmente, en eso. Por lo que debería fraguar algo nuevo. Un nuevo anticapitalismo. Incluso en el capitalismo. Una idea de economía que superara incluso a la izquierda, y que parta del acuerdo de que el capitalismo, desde los años 70, tiene una bomba en su pecho. Que asuma una idea de decrecimiento, imposible sin reparto. No se puede detener la acumulación sin alguna suerte de reparto de lo acumulado. Eso es imposible sin una idea de especie. Idea de especie: todos somos Sapiens, no hay extranjeros entre nosotros, por lo que debemos protegernos para sobrevivir, que es, básicamente, lo que ha hecho el Sapiens desde que nació en África. Lo contrario sería la prolongación de algo que ya es, literalmente, agonía: crecimiento desigual, acaparación, desigualdad, y conceptos raciales, que facilitarían decidir quién sobra. Estamos en un momento cero, para acordar una cosa u otra. La izquierda del siglo XXI, o como se llame, debe ser de especie. La Tercera Vía y la derecha no lo han sido. No lo serán.

12- Cat. Lo que llegó al poder en 2010, prosigue en el poder, con variaciones. Importantes. En todo caso, han tenido su oportunidad –11 años son una gran oportunidad; nadie dispone de 11 años seguidos para casi nada; ellos, pues sí–. La han desaprovechado. No han hecho nada de lo anunciado, sino que tienen serios problemas para solucionar una vacunación, un incendio, un botellón, una pandemia. Les fue bien mientras ellos retransmitían la evacuación de Kabul. Ya no es el caso. De este fabuloso esfuerzo para mantenerse en el poder después de recortar el bienestar quedan dos cosas. A) Un residuo seco, conformado por los restos de 10 años de propaganda, y por una parte de la sociedad que, hasta el procés, nunca había hecho política. Es una suerte de extrema derecha europea más. Nunca volverán a la sociedad. Son políticos jóvenes y votantes muy mayores. Irán desapareciendo. Y B) una parte, más amplia, que debe evaluar lo que ha pasado. Empiezan a hacerlo, con diez años de retraso. Y eso debe ser respetado y animado. Así, para ahorrar tiempo, han pasado dos cosas. Que la Unidad Nacional esp es un absurdo. Y que la Unitat Nacional cat es otro absurdo. Ya no existen unidades nacionales. Paradójicamente, sólo sobrevivirán en el XXI las naciones que lo sepan, que se fundamenten en derechos, y no en mitos. Naciones de Especie. Esp y Cat son, en ese sentido, dos vías muertas, esta mañana a primera hora. Un síntoma de la muerte: por primera vez en 11 años empiezan a haber grandes pactos más allá de procesismo. Son pactos del siglo XX, pre-IPCC. Un aeropuerto, unos JJ.OO. Mantenerse en el poder para hacer lo de siempre. Lo que se sabe hacer. Un país no se independiza de otro, sino de otra época. Eso nunca se planteó en Cat. Prosigue en la misma época que Esp. Una época que no entiende la época.

*Escritor y periodista.

Fotografía seleccionada por el editor del blog.

Fuente: https://ctxt.es/es/20210801/Politica/37005/vuelta-al-cole-afganistan-china-biden-actualidad-catalunya.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s