CORONAVIRUS: “Lazos virales”

Lazos virales

 

Carla Bravo-Reimpell*

 

El aislamiento, que hace un corte en el contacto social clásico, es decir, aquel que no ha sido tomado por la interconectividad de las redes virtuales, es la prescripción que desde el saber médico mundial se debe seguir para superar la pandemia del COVID-19. Por irónico que parezca, impresiona que la cercanía del otro, ya sin máscara, es sinónimo de daño. Entonces, ¿qué es lo que realmente enferma y mata? Podemos argumentar que es la cercanía de los cuerpos biológicos lo que se debe evitar, ¿pero, no es esta cercanía goce del lazo, mediatizada por el significante? Así, vemos la gran dificultad de ciertos sectores de la población, de manera especial los jóvenes, para acatar esta prescripción, en tanto movidos por su fuerte necesidad de “socializar”, como venía ocurriendo hasta hace pocos días en las playas de Miami. Además, ¿no es el ejercicio, para nosotros sencillo y cotidiano del habla, lo que puede resultar altamente contaminante? El abrir la boca tiene nuevas implicaciones en estos días, más allá de las que conocemos los analistas.

Entonces, esta oscura metáfora de enfermedad y muerte que es el coronavirus, ¿no nos lleva una vez más a preguntarnos por lo que de pulsión de muerte habita el lazo social, más allá de la pandemia?

Leyendo la prensa esta mañana, encuentro una noticia que me da ciertas pistas. En Irán, que está entre los tres países más afectados por la pandemia, en parte por “la fragilidad de su sistema de salud” [1], y en parte también porque” los iraníes continúan reuniéndose en grandes grupos para la oración prescripta por la fe islámica a pesar de la amenaza de contagio” [2], el Estado Islámico (ISIS) “ha emitido un llamado a enfermar a los infieles con COVID-19”. El jeque Muhammad Ayed llamó a la acción: “es hora de anunciar el califato, liberar Jerusalén, partir hacia Roma y Madrid y conquistar esas ciudades infieles para luego dirigirnos a la Casa Blanca e imponer la justicia del islam en todo el mundo, Allah nos envió un mensaje favorable con esta peste sobre los infieles y los apóstatas del Islam” [3]. Un llamado a hacer un lazo social que va al extremo de lo perverso, pero que quizás nos hable de lo que se juega, en menor medida afortunadamente, de la pulsión en todo lazo con el otro. Para bien de muchos, y para sorpresa de las agencias de seguridad de la región, gracias a la pandemia, Irán está disminuyendo sus actividades militares y de apoyo a las acciones terroristas; con lo cual el virus, en lugar de ser usado para la inmolación y el asesinato, está haciendo freno a la violencia que esta particular forma de lazo social pensó imponer.

Y en Bogotá, su alcaldesa twitteó hace pocos días, previo a la implementación de la medida de cuarentena en la ciudad, el siguiente mensaje: “que quedarnos en casa no termine en maltrato, violencia intrafamiliar, violencia contra las mujeres, niños, niñas o adolescentes” [4]. Es un claro mensaje que apunta al hecho de que, en el hogar, la cercanía del otro puede disparar lo pulsional. A diferencia de lo que refleja el caso de Irán, aquí el virus no operaría para detener el goce vinculado a la violencia contra el otro, sino para activarla -por la necesidad de aislarse de él- en el contexto de lo más familiar.

La pandemia pasará, aunque tome su tiempo, además de “sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor” [5]. Pero, lo que más nos enferma y mata, ¿pasará? Más allá de los retrovirales y las vacunas, quizás sea momento también de “ensayar” formas menos mortíferas del lazo social, aun sabiendo que, de la pulsión, no todo pasa.

*Asociada NEL Bogotá

Fotografía seleccionada por el editor del blog.

Referencias:

  1. CHAYA, Jorge (2020): “El coronavirus reduce la actividad terrorista de Irán”. Infobae. 21 de marzo de 2020. Sección Mundo [consulta: 21 de marzo de 2020]. Disponible en:

https://www.infobae.com/america/mundo/2020/03/21/el-coronavirus-reduce-la-actividad-terrorista-de-iran/

  1. Ibídem
  2. Ibídem
  3. LÓPEZ, Claudia (2020). 20 de marzo de 2020. Disponible en: https://twitter.com/ClaudiaLopez/status/1241037942531018752
  4. Frase pronunciada en el discurso del primer ministro británico Winston Churchill ante la Casa de los Comunes (la cámara baja del Parlamento del Reino Unido) el 13 de mayo de 1940, ocho meses después de haber comenzado la Segunda Guerra Mundial, cuando las fuerzas aliadas estaban experimentando continuas derrotas frente a la Alemania nazi (Wikipedia, la enciclopedia libre).

Una respuesta a “CORONAVIRUS: “Lazos virales”

  1. Churchill,esa paradigmática basura inglesa, inventó a Mussolini, cuando la primera guerra mundial, para romper con sus camisas negras, las huelgas proletarias ,solidarias de los obreros italianos en las fábricas de armamento de capital inglés.Para silenciarlo ,no lo fusilaron los partisanos como cuenta la leyenda sino dos miembros del servicio secreto inglés-Cordialmente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s