CORONAVIRUS: “EL ALIEN CONVID-a Y LA BUENA DISTANCIA”

EL ALIEN CONVID-a Y LA BUENA DISTANCIA

En la Cuarentena… ¿empieza a salir lo peor?

 

– ¿Qué haces?

– Me dijiste que satanizara la casa.

– ¡Qué SANITIZARAS la casa!

 

Jessica Jara de Aguirre*

 

Queridos amigos, estoy desde el inicio de la cuarentena sin olfato. Estar sin olfato es por demás extraño. De modo abrupto, uno se vuelve un poco extranjero del mundo. Quizás lo supe y eso me urgía escribir[i]. Sería mi fin en el mundo animal; pero, para el contagiado del virus del lenguaje es Otra la historia. Y hoy mi olfato político me ha impulsado a escribir este artículo y los invito aquí a tomar la palabra de otro modo.

Cuando leí que un periodista local -saliendo del coronavirus- declaró: ahora sólo no percibo olores…, llamé al 171 y no contestaron. Es por el Otro que tomé nota de que el virus ha vivido en mí como un alien, aunque de modo atemperado por mi “juventud”[ii]. Recuerdo haber leído la metáfora en Endgame, donde Graciela Brodsky en Caracas (2012) se refirió a la instalación de la transferencia: cuando el objeto a viene, – ¿colándose bajo la puerta como la súperbacteria de la que habla Lacan, que angustia a los científicos?- y se te pega como un alien.

En las redes se ha pasado del: Hoy es viernes y el cuerpo lo sabe, al coronavirus lo sabe. Y hasta: sabe que no va a salir de casa. Pero ¿quién sabe? Lacan dice que el cuerpo levanta campamento; y que la noción de inconsciente freudiano se apoyaba precisamente en nuestra ignorancia de lo que pasa en nuestro cuerpo. Entonces: 1) Hay un cuerpo que nos es ajeno. 2) Las cosas que se saben, dependen del significante. 3) El coronavirus es como Monsieur Valdemar: no está ni vivo ni muerto (Bassols, 2020).

Por lo tanto, nos orientaremos por lo que depende del significante y por los excesos de goce.

  1. Un Estado Policial en marcha, o ¿por qué no nos dejan jugar naipes, sanamente?

Ante el aumento de infectados por COVID-19 se decidió militarizar la provincia del Guayas, decisión tomada por el Gobierno y secundada por una ciudadanía en pánico y acicateada por sus prejuicios. Entonces, al puro estilo chino, se dispusieron a cercar a la que suponen la Wuhan ecuatoriana. La planificación operativa quedó en manos de un poder bien consistente: Gobernación, FFAA y Ministerio de Salud; ante la inconsciencia de la población, no solo que irrespetan las leyes, [sino] a sí mismos y al resto de la ciudadanía porque son agentes de contagio[iii], según lo expresado por el Ministro Jarrín. ¡Todos a-gentes!

Antes de celebrar el modelo chino para erradicar el Coronavirus, no debemos olvidar que este mismo amo, eficiente para “dejar-morir” y “hacer-vivir”, dejó morir a Li con COVID-19: uno de los médicos detenidos por hacer conocer información sobre la aparición del coronavirus[iv]. China está en el top mundial del control biopolítico, y hoy cuenta con un chasis salubrista. Allí robots reparten comida en los hospitales, lo que recuerda el marasmo infantil por pérdida del contacto; mientras, en la tele local se empieza a advertir sobre la importancia del componente humano en el cuidado de ancianos. Y entramos en un marasmo económico.

En China imperan las cámaras de reconocimiento facial y usan su sofisticado sistema de vigilancia para controlar ahora a los infectados. Parece ciencia ficción: cascos inteligentes para tomar la temperatura a cualquiera en 5 metros; una aplicación que asigna a cada persona un color, cual semáforo[v] Una biopolítica que desconoce la intimidad. Así, sostiene el filósofo Byun-Chul Han que los asiáticos son más obedientes y confían más en el Estado, que los europeos[vi]. No-todos considerando al movimiento de Hong Kong. Contrario a Žižek -con su esperanza teleológica y hasta sádica de una Catástrofe que ponga fin al capitalismo- Chul Han subraya que China podrá vender su Estado policial digital como modelo de éxito… Y tras la pandemia, el capitalismo continuará con más pujanza.

En lo local, tomamos nota de los efectos inmediatos de una militarización cero sofisticada. Personas responden a policías, con un holofraseado: ¡Pero si sólo estamos jugando naipes sanamente! Los excesos van desde la arbitrariedad de policías y militares de cortar el cabello, dar correazos, obligar a hacer flexiones y sentadillas repitiendo: no puedo salir de casa. Y mucho se lo goza. Un meme inquietante circuló: “No sé ustedes y llámenme como quieran, pero a mí me da satisfacción ver videos policiales dando garrote a los idiotas en la calle”. Otro: “Militares y policías deben cargar máquinas de cortar pelo, a todo que desobedezca el toque de queda a mate, ¡así sabemos quiénes son!”. Sabemos quiénes son y… ¡entonces?

Otros denostan este festejar las acciones ilegales en nombre del control. El periodista Roberto Aguilar desde Quito, indica que ha oído de todo, que el pelo vuelve a crecer: “No entienden nada. La humillación es el peor maltrato (…) aun en prisión o bajo tortura una persona puede conservar su dignidad y seguir siendo dueña de sí (…). Más claro: un policía me puede detener si he delinquido, pero no me puede cortar el pelo como si me poseyera; el Estado me puede castigar de acuerdo con la ley si lo merezco, pero no me puede sermonear (…) De esa distancia mínima para resguardar la dignidad depende la salud del contrato social[vii].

Ayer comentamos con Antonio Aguirre sobre los Comités Barriales y su esfuerzo de convertir a los ciudadanos en “soplones”, ocupándose de la vida de los otros. Y que vean el lado “bueno” apremia otro meme que hace gala de las novedades: No hay ladrones en la noche / El planeta se está recuperando / Tu pareja ya no te pone el cuerno… La CONAIE tampoco perdió ocasión de exigir estrechar lazos con Cuba, China y Rusia ante el coronavirus, y enfatizar que las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades establecerán puntos de control en cada uno de los territorios para impedir el ingreso de personas ajenas[viii].

Al vislumbrarse una distopía de Estado Policial; en las redes, hay menos humor y más violencia. Como dice una mujer: con los salones de belleza cerrados, las cosas se van a poner muy feas. A falta de una buena distancia, hay un cierto marasmo y se consolidan grupos segregacionistas contra los ajenos/aliens.

  1. Otro mandato imposible de cumplir: “¡Quédate en casa!”

Byun-Chul Han concluye que NOSOTROS tenemos que repensar y restringir radicalmente el capitalismo destructivo, y también nuestra ilimitada y destructiva movilidad, para salvarnos… Subrayo la destructiva movilidad. Pues, todo este tiempo hemos oído un sinnúmero de regaños oficiales y no oficiales, ordenando quedarse en casa e invasivamente, diciendo qué hacer, qué comer, etc. Cada vez menos tiempo fuera, más escasez, más cuidados. ¿Se justifican las medidas? Sí, pero ¿por cuánto tiempo?, como bien diría Lacan.

Incluso la Nissan recomienda sacar el auto a dar la vuelta a la manzana el día que toque, según la placa.

Es que realmente, ¿podemos quedarnos en casa? ¿Se trata de un mandato fácil de cumplir? ¿Es sencillo soportar al Otro encima todo el tiempo, el pegoteo familiar? ¿Soportar un silencio que hace tomar contacto con su propia extranjeridad que convive en sí mismo cual alien CONVID-A, no teniendo a un Otro a quien dirigirse, ¿pues las condiciones mínimas de un psicoanálisis que implica el encuentro de los cuerpos están afectadas? ¿Es soportable la muerte del ser amado en soledad, sin los debidos rituales simbólicos? Así, en el uno por uno, se empiezan a acordar modos de proseguir o iniciar un análisis que guarden la confidencialidad que exigen esos secretos triviales y sin igual (Lacan, El triunfo de la religión, p. 19). Felizmente, aún tenemos la carta de amor al ausente. Y, ¡lo que nos queda por aprender del amor cortés!

Ayer hubo una bendición URBI ET ORBI del Papa, el distanciamiento religioso es del pecado, del agujero. En la cotidianidad, eso que insiste es acallado en el ruido de la multitud, la salida al trabajo, los deportes, obturado por la foto “feliz” en el restaurante de moda en las redes sociales. Y eso ya no está a la mano.

Hay quienes están imposibilitados de estar en lo que consideran una especie de arresto domiciliario, sin ni siquiera haber gozado de la contravención. Ya no se apresa a la primera, cobran $100 y luego $400, y algunos pensarán que la multa vale la salida. Algunos deben salir, aunque sea un momento, por razones tan singulares que no alcanzaríamos a detallar. Una mujer presenta síntomas que aparecen y desaparecen, cuando ella misma no puede prestarse a ese juego de dar su presencia y ausentarse, dar la falta, debiendo estar siempre allí. Recibimos testimonios de personas angustiadas que sienten problemas reales para respirar: único síntoma digno de hacernos buscar un hospital, porque para todo lo demás está el Paracetamol. Y ya tampoco hay. Ahora bien, Lacan hace de esa angustia: el síntoma tipo de todo acontecimiento de lo real.

Las feministas desde un primer momento se preocuparon por cómo se iban a dar esas convivencias-sin-salida entre “víctimas” y “victimarios”, pues deben convivir por ley. Una mujer decía, en broma, que prefería llevar la cuarentena con sus amigas, menos las que volvían del extranjero. Allí corresponde trabajar en el hecho de que la buena distancia y el bien decir son las mejores defensas ante lo real del Otro sexo. Otra mujer reanudó su análisis en el tocador por privacidad, un tocador muy distante del divino filosófico.

  1. La cultura y la intelectualidad “guayaca” y “mona”.

En este conflictivo contexto, intelectuales y artistas se han dedicado a “exigir el despido inmediato” del Director de Cultura del Municipio de Guayaquil, pues se ha publicado en las redes del Museo un texto suyo “nauseabundo plagado de xenofobia, clasismo y regionalismo completamente imperdonable para cualquiera (…)”[ix]. La respuesta del director es que se trataba de un chat privado y fue una reacción a un video en el que un policía dice: ¿Dónde está la viveza de los monos, nos dicen que son avispados y son finalmente los culpables de la manera en que se ha regado el virus en Guayaquil? (Expreso 27/03/2020).

Así, ante la contingencia funesta que nos ha tocado vivir, donde la ciudadanía por poco pide cueros cabelludos, los intelectuales piden cabezas. Sin perder la cabeza, hay que decir que la respuesta a esa injuria policial -que escribe con todas sus letras el insulto regionalista: “Monos brutos” y arroja sobre “el Guayas” la culpa final-, es impensable por parte de una autoridad de Cultura; quien de modo brutal, repite los ataques a quienes asume serían los “verdaderos” culpables: siempre los otros, los ajenos, los extranjeros.

De acuerdo, pero no creo que una plataforma sea el modo apropiado. Esta iniciativa sin ser oportuna quizás sea leída, lastimosamente, como oportunista.  Muchos siempre han querido sacar a este personaje de esa función. Hay una gran conversación pendiente, o múltiples encuentros de cuerpos presentes para charlar sobre los modos de “regar” la cultura de modo virulento en nuestra ciudad. ¿Acaso al exigir al Otro el despido, pedir la sanción y las falsas disculpas que pululan el día de hoy, no exime de hecho una real ocasión de subjetivar la propia renuncia, honrando así la vergüenza y asumiendo la culpa de su real falta de cultura?

Queridos amigos, ni somos esos “monos vivos” ni somos una monada, somos mónadas que tienen que trabajar por el sostenimiento de un lazo social que se funda en la pulsión de muerte. Ante la amenaza de disolución del cuerpo, no sólo nos contentemos con ejercitarnos, escribir peticiones, armar puzles que calzan para asegurar nuestra imagen y vernos bellos en el escabel; urge la conversación para que no prime el decir bruto, el acto arbitrario, la exigencia autoritaria de cabezas, puestos y cabelleras…

Lo que hacemos con el alien que nos anima, con la cólera por lo que no calza ni cuadrará en las estadísticas, con la angustia en estos momentos de pesadilla global, dice mucho de nosotros y de cada uno.

Día 12 de cuarentena (28/03/2020)

* Psicoanalista, asociada de la NEL.

 

Fotografía seleccionada por el editor del blog.

 

 

[i] https://nelguayaquil.wordpress.com/2020/03/21/covid-19-lo-que-comporta-el-humor-y-otra-escritura-de-lo-real/

 

[ii] https://www.clarin.com/buena-vida/coronavirus-perdida-olfato-posible-sintoma-enfermedad_0_Sy07QZgje.html

 

[iii] https://ww2.elmercurio.com.ec/2020/03/22/provincia-de-guayas-sera-militarizada-para-controlar-cadena-de-contagios/

 

[iv] https://es.yahoo.com/noticias/la-policia-de-wuhan-se-disculpa-con-la-familia-del-medico-chino-que-alerto-del-coronavirus-203614879.html

 

[v] https://www.bbc.com/mundo/noticias-51736635

 

[vi] https://elpais.com/ideas/2020-03-21/la-emergencia-viral-y-el-mundo-de-manana-byung-chul-han-el-filosofo-surcoreano-que-piensa-desde-berlin.html

 

[vii] https://www.expreso.ec/actualidad/cuarentena-dia-10-soldados-sueltos-pais-manuelito-7843.html

 

[viii] https://www.larepublica.ec/blog/politica/2020/03/24/conaie-pide-suspender-pago-deuda-externa-estrechar-lazos-cuba-china-rusia-coronavirus/

 

[ix] https://www.change.org/p/municipio-de-guayaquil-exigimos-el-despido-inmediato-de-melvin-hoyos?recruiter=930180049&recruited_by_id=df8e4bf0-1b27-11e9-8e51-dd714a6831ff

 

Una respuesta a “CORONAVIRUS: “EL ALIEN CONVID-a Y LA BUENA DISTANCIA”

  1. ………….de todos los que vengo leyendo en estos dias, este me parece muy pero muy bueno…………
    POR PARTE MIA VEO QUE NADIE DICE QUE LA CUARENTENA ES PARA QUE ESTEMOS ADENTRO DE CASA
    PARA QUE CUANDO PASE NIBIRU NO NOS “CHUPE” (…) es una posibilidad…
    y/o ante un cambio de polos salgamos “volaos” por los aires interdimensionales
    y/o seamos capturados por las Fuerzas Malignas (quedar atrapados como siempre en esta Matrix)

    ó las Benignas (Rapto Bíblico) que sería la posibilidad de liberarnos para siempre de esta Matrix)

    (hay que Orar pensando que todo depende de Dios, pero hay que Obrar pensando que todo depende de Uno)

    no van a poder, nunca pudieron,
    no van más allá de un tiempo de extrema esclavitud, de dolor y desazón
    cada vez son más cortos y más tristes sus reinados
    sus tronos de barro, ya son ahora de papel
    y el fuego de ellos mismos se los quemará
    siempre se escapan los monitos hacia La Libertad
    aunque de atrás vengan palos, flechas, balas, virus o radiaciones…
    ROB 08042020(7)

    Me gusta

Responder a ricardo bergesio Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s